Parashat Trumá Parashat Trumá
B”H Shabat: Viernes  16 de Febrero, 2018 – 2 de Adar, 5778 Encendido de velas de Shabat: 19:30 Hs. Finalización del Shabat: 20:27 Hs.... Parashat Trumá

B”H

Shabat: Viernes  16 de Febrero, 2018 – 2 de Adar, 5778

Encendido de velas de Shabat: 19:30 Hs.

Finalización del Shabat: 20:27 Hs.

Lectura semanal de Torá: Parashat Trumá

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

“Nuestras plegarias son respondidas no cuando nos es otorgado lo que pedimos, sino cuando se nos desafía a ser lo que podemos ser” Morris Adler

PURIM: Jueves 1° de Marzo: Lectura de Meguilat Ester

El artículo de la semana:

El recuerdo del pedagogo Janusz Korczak: http://www.radiojai.com/rj/noticom.php?cod=2969

Mantengámonos informado:

http://www.radiojai.com.ar/online/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

Materiales sobre Shoah (Holocausto)

Página web de Yad Vashem: http://www.yadvashem.org/yv/es/

Página web de Interpelados: http://shoa-interpelados.amia.org.ar/

Sección de lectura semanal de la Torá: Parashat Trumá

Esta parashá contiene las siguientes temáticas:

El pueblo de Israel es llamado a contribuir con quince materiales – oro, plata y cobre; lana teñida de color azul, púrpura y rojo; lino, pelo de cabra, pieles de animales, madera, aceite de oliva, especias y piedras preciosas – con los cuales, Ds le dice a Moshé: “Harán para Mí un santuario, y Yo voy a morar entre ellos”.

En la cima del Monte Sinai, Moshé recibe las instrucciones detalladas sobre cómo construir esta morada (Ohel Moed) para Ds, de manera de que pueda ser fácilmente desmantelada, transportada y rearmada durante los diferentes viajes del pueblo por el desierto.

Dentro se encontrara el Mishkán donde serán ubicadas las Tablas de la Ley (10 mandamientos) y próximo a ello, la menorá, símbolo principal de nuestro pueblo.

Reflexionando con los nuestros

“…Y Me harán un Santuario y moraré en (o entre) ellos…” (Shemot -Exodo-25:8)

El Santuario, símbolo de la Presencia Divina residiendo en el seno mismo del Pueblo de Israel, representa la suprema consagración, la apoteosis del reencuentro entre Ds y los hombres. En el aspecto más absoluto, su construcción es una obligación imperativa. Sin embargo el precepto incluye un elemento relacionado con la voluntad de los hombres: “Y habló Ds a Moshé diciendo: habla a los Hijos de Israel y tomaran para Mi un aporte; de cada hombre cuyo corazón lo motive, tomaras Mi aporte” (1-2).

Constatamos entonces que la construcción del Santuario no se hace mediante un impuesto obligatorio sino gracias a ofrendas. El comentarista bíblico Abarbanel destaca tres elementos: En primer lugar nadie esta condicionado a realizar una determinada contribución, sino que debe ofrendar de buen grado y sin la menor presión. En segundo lugar, no es necesario desplazarse para recoger esta ofrenda; es la misma gente quien la acerca trayéndola a la Tienda de Reunión para aplicarla donde sea necesario. En tercer lugar, los príncipes de las tribus y jefes de la comunidad no podrán pensar que es gracias a sus contribuciones que el Santuario es erigido. El Templo deberá ser construido por toda la nación judía a partir de sus generosas donaciones. Cada uno deberá contribuir a edificarlo pero de acuerdo a su voluntad y recursos, según el versículo citado: “…de cada hombre cuyo corazón lo motive…”.

Hay múltiples comentarios sobre la expresión divina: “Harán para Mí un santuario, y Yo voy a morar entre ellos”. La pregunta que surge inmediatamente es ¿Acaso Ds necesita de un lugar específico? Una de las explicaciones se basa en que el pueblo de Israel venia de Egipto donde había mucha idolatría, y que era fácil de que el pueblo se perdiera en la idolatría y que necesitaba de un lugar para que sintieran que Ds estaba con ellos. Otra de ellas, significativamente, denota que El Creador sólo estará “entre ellos”, es decir, “entre nosotros”, si así permitimos que lo esté.

La sabiduría de nuestro pueblo

Cuando el Rey Munbaz distribuyó caridad de todas sus riquezas, sus enojados familiares le pidieron explicaciones.  El respondió: “Mis padres acumularon en la tierra, yo acumulo en el Cielo.  Mis padres acumularon en un lugar donde la mano puede llegar a robar, yo acumulo en un lugar donde ninguna mano puede llegar a robar.  Mis padres acumularon una cosa que no da frutos, yo acumulo una cosa que si da frutos.  Mis padres acumularon un tesoro de ganancias monetarias, yo acumulo un tesoro de ganancias espirituales.  Mis padres acumularon para otros, yo acumulo para mí.  Mis padres acumularon en este mundo, yo acumulo en el mundo venidero.  (Talmud Baba Batra 11a)

Plegaria de Shabat

Con Tu misericordia iluminas la tierra y a sus habitantes. Con tu bondad renuevas cada día con constancia la obra de la creación. Cuán grandes son Tus obras, Ado-nai, todas ellas creaste con Tu sabiduría, la tierra testifica Tu creación por doquier. Tú eres único y eternamente exaltado, Rey alabado y glorificado desde los orígenes del tiempo.

Creador del mundo, derrama Tu compasión sobre nosotros, pues Tú eres la fuente de nuestra fuerza, la Roca Eterna de nuestra protección, nuestro escudo, nuestro Salvador y nuestro Protector.

Bendito sea Ds que con Su infinita sabiduría creó el resplandor del sol. Su noble creación glorifica Su nombre. Los luminares circundan Su poder. Las constelaciones celestiales proclaman Su Santidad. Los astros enaltecen al Omnipotente, proclamando constantemente Su gloria y Santidad.

Bendito seas Ds nuestro, por la perfección de Tus obras y por los luceros que creaste. Por todo te glorificamos eternamente.

Plegaria de Sanación

Elo-heinu veElo-hei Avoteinu veImoteinu, Ds nuestro y de nuestros patriarcas y matriarcas, Ds Eterno y Misericordioso, rezamos por el restablecimiento de …………………… quien ahora se encuentra atravesando un momento de dolencia y angustia. Concédele renovadas fuerzas y confianza, vigor y esperanza. Otorga sabiduría y habilidad suficientes a aquellos que se encuentran ayudando su curación de cuerpo y de alma. Ilumina a todos aquellos que comparten la ansiedad y sensibilidad del ser querido para que se unan con energías y amor pleno. Inspíralos con valor y con fe y concede Tu Luz Eterna y Tu Bendición de bienestar y de paz interior. Amén.

 “Recordá siempre que no hay obstáculo que el ser humano no esté preparado para sortear”