Parashat Tetzavé Parashat Tetzavé
B”H Shabat: Viernes  23 de Febrero, 2018 – 9 de Adar, 5778 Encendido de velas de Shabat: 19:22 Hs. Finalización del Shabat: 20:25 Hs.... Parashat Tetzavé

B”H

Shabat: Viernes  23 de Febrero, 2018 – 9 de Adar, 5778

Encendido de velas de Shabat: 19:22 Hs.

Finalización del Shabat: 20:25 Hs.

Lectura semanal de Torá: Parashat Tetzavé

¡¡MAZAL TOV a ILAN y su FAMILIA, por la CELEBRACION de su BAR MITZVÁ!!

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

“Nuestras plegarias son respondidas no cuando nos es otorgado lo que pedimos, sino cuando se nos desafía a ser lo que podemos ser” Morris Adler

PURIM: Jueves 1° de Marzo: Lectura de Meguilat Ester y sorpresas

El artículo de la semana:

Sarmiento con kipá: http://www.lavoz.com.ar/opinion/sarmiento-con-kipa

Informaciones desde la ICCJ: http://iccj.org/Media.5952.0.html

Mantengámonos informado:

http://www.radiojai.com.ar/online/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

Materiales sobre Shoah (Holocausto)

Página web de Yad Vashem: http://www.yadvashem.org/yv/es/

Página web de Interpelados: http://shoa-interpelados.amia.org.ar/

Sección de lectura semanal de la Torá: Parashat Tetzavé

Esta parashá contiene las siguientes temáticas:

  1. Ds prescribe que Benei Israel acerque aceite de oliva puro para encender la “llama eterna” (Ner tamid) de la Menorá que Aarón deberá encender todos los días, “desde la tarde hasta la mañana”.
  2. Son descriptas las ropas sacerdotales que deberán ser vestidas por los Cohaním (sacerdotes) mientras realizan su servicio en el Santuario.
  3. Las instrucciones detalladas de Ds para los siete días de iniciación de Aarón y sus cuatro hijos – Nadav, Avihú, Elazar e Itamar – como Cohanim (sacerdotes), y la utilización del incienso que era quemado.

Reflexionando con los nuestros

“Yo posaré Mi presencia entre los hijos de Israel y Seré su Ds” (Shemot 29:45)

La Torá hace algo sorprendente hacia el final de la sección que leemos esta semana. Después de una larga información sobre el servicio de consagracion del Mishkán (Santuario) recién construído, pasa inmediatamente a describir el Korban Tamid, la ofrenda que debe ser traída al Santuario dos veces por día todos los días, mañana y tarde, durante toda la existencia del Mishkán y mas tarde, del Sagrado Templo en Jerusalem. Estos dos fragmentos estan separados apenas por unos pocos espacios en blanco en el rollo de la Torá.  ¿Por qué es que la terminación del Mishkán, producto de muchos meses de duro trabajo, se superpone tan repentinamente con el precepto de traer la ofrenda? ¿No podía el Korbán Tamid esperar hasta el libro de Vaikrá (Levitico), donde todas las demás ofrendas son descriptas?

Rabbi Shimshón Refael Hirsch, el gran lider de los judíos de la Alemania del siglo XIX, explica que la decisión de la Torá de unir el servicio de consagración al tema de la ofrenda diaria, no es accidental.

Ds nos está enseñando con esto, una lección muy crucial para toda la eternidad.

Dijo el Creador: “Me harán un santuario y Moraré entre ellos” (Shemot 25:8). Cualquier judío podría fácilmente asumir que simplemente construir esa estructura constituía todo el objetivo y la máxima realización: Ds ha prometido morar entre los Hijos de Israel si Le construyen a El un Santuario. Luego de constribuir al fondo de construcción, de reunir las distintas partes, quizas de haber martillado sobre algunos clavos, uno podría pensar que ya ha cumplido con toda su obligación, y ya no tiene que participar más si no lo desea. Despues de todo, ha construído el Santuario tal como el Creador se lo ha pedido.

Para prevenir a la gente de caer en tan grave error, la Torá ubica el precepto del Korban Tamid diario, inmediatamente a continuación de la consagración inaugural de la estructura.

Ds nos está diciendo que la construccion del Mishkán no es el fin, sino antes bien, el medio de servirlo a El con nuestra máxima y particular capacidad.

“Veatá tetzavé et Benei Israel, vaikrá eleja, shemen zait zaj katit lamaor, leaalot ner tamid”. Y tú, Moshé, ordena a Benei Israel que traigan aceite puro de oliva prensado para iluminación, para encender la luminaria eterna (permanente) (Shemot 27, 1)

-Ner tamid (luz perpetua): por eso hoy en día en muchas sinagogas encontramos un ner tamid encendido todo el tiempo-

Para alimentar las luces, explica el libro de Shemot Rabá (libro de midrashim) debían emplear aceite puro, pues este aceite simboliza al pueblo de Israel. El aceite no se mezcla con los otros líquidos, así Israel dispersado en los cuatro extremos del mundo no se deja absorver. El aceite nada en la superficie, tampoco Israel puede permanecer abajo; tiende siempre a subir; y cuando se le ve abajo en el fondo del abismo aparentemente perdido para siempre, aparece de repente en la superficie, como el aceite puro de oliva.

Dijeron los israelitas a Ds: Soberano del universo, Tú que extiendes la luz sobre la tierra, ¿nos ordenas iluminar Tu Santuario? ¿Cómo iluminaremos a Quién creó la Luz?

-No es para Mí, Respondió el Eterno, para quien encenderás la lámpara, sino para la gente que aún permanece en la oscuridad, a fin de que ellos sean iluminados y conozcan al Creador. (Midrash Ialcut).

PURIM

Una lectura ampliada sobre la Festividad de Purim

Los seres humanos usan vestidos por dos razones principales, aunque contradictorias, aparte de la razón obvia de abrigarse: para cubrise y para darse importancia.

En el Libro de Ester mismo se mencionan numerosas veces los vestidos, el secreto y la revelación. El propio nombre de Ester se relaciona con la palabra hebrea hester (escondite).

La historia gira en torno al hecho de que Ester se convierte en reina de Persia sin que se sepa su condición de judía.

Cuando Ester se acerca al rey y lo invita a un banquete (donde frustrará el plan de Hamán), va vestida con su atuendo real, atrayendo la atención a su estatus de reina y disfrazando su identidad judía, simultáneamente.

Mientras tanto, el plan de Hamán se comienza a desenredar cuando, en un cambio de la fortuna, se ve forzado a vestir a Mordejai en paños finos y a pasearlo por la ciudad como “el hombre que el rey se complace en honrar” (Ester 6:7).

En su segundo banquete, Ester finalmente revela que ella es judía y el rey manda ejecutar a Hamán. Mordejai, confirmado ahora en el favor del rey, sale de la escena con ropajes reales.

La Meguilá de Ester no está llena de señales y maravillas, ni de profecías y milagros, sino que es una historia extremadamente “común” de un primer intento para la solución final del “problema judío”.

En Purim nos ponemos máscaras no para ocultar sino para revelar nuestro verdadero ser. Nosotros nos burlamos de las presunciones que vestimos durante todo el año. Las burlas que hacemos en Purim son para educar, así como para divertir. Nosotros nos burlamos de la ansiedad y la tontería. Nosotros ridiculizamos la pomposidad y los falsos valores.

Nosotros nos acercamos unos a otros para que nadie pierda la alegría de esta ocasión.

PRECEPTOS PERTENECIENTES A PURIM:

  • Realizar o presenciar la lectura de la Meguilá.
  • Enviar a sus compañeros 2 clases de alimentos (Mishloaj manot).
  • Dar a dos personas carenciadas (Matanot laevionim)
  • Hacer un banquete especial por Purim, y beber lo suficiente hasta no poder diferenciar entre “Arur Hamán y Baruj Mordejai”, entre el malvado Hamán y el bendito Mordejai.

Plegaria de Shabat

Con Tu misericordia iluminas la tierra y a sus habitantes. Con tu bondad renuevas cada día con constancia la obra de la creación. Cuán grandes son Tus obras, Ado-nai, todas ellas creaste con Tu sabiduría, la tierra testifica Tu creación por doquier. Tú eres único y eternamente exaltado, Rey alabado y glorificado desde los orígenes del tiempo.

Creador del mundo, derrama Tu compasión sobre nosotros, pues Tú eres la fuente de nuestra fuerza, la Roca Eterna de nuestra protección, nuestro escudo, nuestro Salvador y nuestro Protector.

Bendito sea Ds que con Su infinita sabiduría creó el resplandor del sol. Su noble creación glorifica Su nombre. Los luminares circundan Su poder. Las constelaciones celestiales proclaman Su Santidad. Los astros enaltecen al Omnipotente, proclamando constantemente Su gloria y Santidad.

Bendito seas Ds nuestro, por la perfección de Tus obras y por los luceros que creaste. Por todo te glorificamos eternamente.

Plegaria de Sanación

Elo-heinu veElo-hei Avoteinu veImoteinu, Ds nuestro y de nuestros patriarcas y matriarcas, Ds Eterno y Misericordioso, rezamos por el restablecimiento de …………………… quien ahora se encuentra atravesando un momento de dolencia y angustia. Concédele renovadas fuerzas y confianza, vigor y esperanza. Otorga sabiduría y habilidad suficientes a aquellos que se encuentran ayudando su curación de cuerpo y de alma. Ilumina a todos aquellos que comparten la ansiedad y sensibilidad del ser querido para que se unan con energías y amor pleno. Inspíralos con valor y con fe y concede Tu Luz Eterna y Tu Bendición de bienestar y de paz interior. Amén.

 “Recordá siempre que no hay obstáculo que el ser humano no esté preparado para sortear”