Parashat Shlaj Lejá Parashat Shlaj Lejá
B”H Viernes 12 de Junio, 2015 – 26 de Sivan, 5775 Encendido de velas de Shabat: 17:29 Finalización del Shabat: 18:28 Rosh Jodesh (comienzo)... Parashat Shlaj Lejá

B”H

Viernes 12 de Junio, 2015 – 26 de Sivan, 5775

Encendido de velas de Shabat: 17:29
Finalización del Shabat: 18:28

Rosh Jodesh (comienzo) Tamuz: Miércoles 17 y jueves 18

Lectura semanal de Torá (Pentateuco): Bemidvar (Números) caps. 13 a 15

Una posible respuesta a los interrogantes de la Parasha Behaalotjá del shabat pasado

Para reflexionar con los nuestros

“Y lloraron los hijos de Israel ante Moshé y dijeron: ¿Quién nos dará de comer carne? Recordamos los pescados que comíamos en Egipto en abundancia, los pepinos y los melones, los puerros y las cebollas y los ajos. Mas ahora nuestra alma está seca, no hay nada, nada excepto el mán, hay entre nuestros ojos”

Según Rashi (siglo XI) señalaba que ellos tenían ganado y solían comer carne, por lo cual no era eso lo que estaban pidiendo sino que era un pretexto para manifestar protesta.

¿Es posible que ellos hayan comido todo lo que enunciaron cuando eran esclavos en Egipto?

Si no fuese así, ¿Por qué dicen eso? ¿Con cuáles situaciones podrían ustedes asociarlo en la actualidad?

Evidentemente es sumamente inexacto que, habiendo sido esclavos y hostigados constantemente, ellos hayan podido “disfrutar” de manjares alimenticios. Las tragedias y vivencias disruptivas a veces se opacan e incluso anulan en nuestra mente.

¿Cuántas veces, por el paso del tiempo, uno va tergiversando la realidad de lo acontecido mucho tiempo atrás, incluso sobreponiendo argumentos ni siquiera vividos?

Parashat Shlaj Lejá

Principales temáticas:

  1. Comienza con el envío de un príncipe por cada tribu, para explorar la tierra de Knaán (Tierra prometida, Israel) Las viscisitudes posteriores a la exploración y las diferentes respuestas y posturas ante la posibilidad de ingresar a la Tierra Prometida.
  2. Moshé vuelve a intervenir ante la Presencia Divina, evitando que el pueblo sea castigado por su falta de fe.
  3. A raíz de las diez veces en que el pueblo desconfió y protestó ante Ds, se determina aquí que no entrarán a la Tierra Prometida salvo Caleb ben Iefuné y Iehoshúa bin Nun. [“Y vtros. hijos errarán por el desierto durante cuarenta años”] (14(33)
  4. En el último capítulo, Ds reconforta a la nueva generación presentándoles una realidad que va a cambiar y que dependerá de ellos alcanzarla. Se prescriben nuevamente las ofrendas que se llevarán a cabo cuando se hallen asentados en las tierras.
  5. La posibilidad de corregir los errores de cada uno y de la comunidad toda.
  6. La cita del párrafo referido al uso de Tzitzit, los flecos que luego fueron colocados en cada punta del Talit. La utilización del mismo nos recuerda nuestro compromiso ante los preceptos judaicos.

Para reflexionar con los nuestros

Moshé les pidió a los meraglim (exploradores que fueron elegidos) que averigüen y que vean:

1. Cómo es la tierra y el pueblo que  habita  en ella: sí es fuerte o débil, sí es escaso o numeroso.

2. Cómo es la tierra en la cual habitan: si es buena o mala,

3. Cómo son sus ciudades en las cuales el pueblo vive.

4. Y cómo es la tierra: sí es fértil o no.

5. Y por último les pide que traigan un fruto de la tierra.

Cuando vuelven los meraglim, diez de ellos le dicen:

1. Llegamos a la tierra adonde nos enviaste, la cual ciertamente mana leche y miel

2. Este es su fruto. 

3. ¡Pero es imposible! es muy fuerte el pueblo que habita en aquella tierra

Y las ciudades están fortificadas y son muy grandes.

No podremos subir contra esta gente, porque es más fuerte que nosotros.

Y todo el pueblo que vimos en esa ciudad, son hombres de enorme estatura.

Han surgido algunas diferencias entre lo solicitado por Moshé y lo que diez de ellos finalmente dicen. ¿Cuáles son las diferencias? ¿Qué suponen que ha pasado?

¿Podrían asemejarlo con situaciones que ocurren en la actualidad?

De nuestros Sabios: Reflexiones tomadas desde un comentario del Zohar

“Moshé los envió: ellos eran todos hombres, ellos eran líderes justos y prominentes de Israel, pero sus palabras causaron una terrible calamidad.  ¿Qué es lo que hizo que ellos hagan esto?  Ellos dijeron: ‘si Israel entra a la tierra, Moshé nos reemplazará, puesto que nosotros solamente podemos liderar en el desierto, pero en la tierra no lideraremos” (Zohar Shelaj 158a).

El Zohar muestra una imagen de líderes que están más preocupados por su propia posición de poder que por el bien del pueblo.  Ellos garantizaban su propia posición al prevenir la situación que los llevaría a tener que dejar el poder.

Es difícil imaginar que tales personas eran la elite, los hombres que fueron escogidos por Moshé para liderar al pueblo elegido.  ¿Qué pudo causar semejante visión miope, semejante “avería” en el liderazgo?

De las doce tribus, dos hombres – Iehoshúa y Calev – rechazaron el horrible complot.  De los dos, Iehoshúa es el más familiar para nosotros; él era la mano derecha de Moshé, y fue el que eventualmente tomó el liderazgo después de Moshé.

Sin  embargo, analizando el texto, nos sorprende un poco encontrar que Iehoshúa se quedó en silencio cuando los otros espías daban su reporte.  Fue sólo Calev, el que habló:

“Y Calev calló al pueblo ante Moshé, y él (Calev) dijo: ‘seguro que debemos subir y heredar la tierra, porque verdaderamente podemos hacerlo’.  Y las personas que habían entrado con él dijeron: ‘no podremos en contra de la nación (que allí vive) porque ellos son más fuertes que nosotros'” (13:30-31).

El heroísmo de Calev es increíble.  Él se enfrentó a toda la gente, silenció a la población, e intentó influenciar a la opinión pública para que esté del lado de Moshé y se aleje de los otros.