Parashat Koraj Parashat Koraj
Viernes 19 de Junio, 2015 – 3 de Tamuz, 5775 Encendido de velas de Shabat: 17:29 Finalización del Shabat: 18:29 Lectura semanal de Torá... Parashat Koraj

Viernes 19 de Junio, 2015 – 3 de Tamuz, 5775

Encendido de velas de Shabat: 17:29
Finalización del Shabat: 18:29

Lectura semanal de Torá (Pentateuco): Bemidvar (Números) Cap.16

Una posible respuesta a los interrogantes de la Parasha Shlaj Lejá del shabat pasado

 

Han surgido algunas diferencias entre lo solicitado por Moshé y lo que diez de los príncipes exploradores (meraglim) finalmente dicen. ¿Cuáles son las diferencias? ¿Qué suponen que ha pasado? ¿Podrían asemejarlo con situaciones que ocurren en la actualidad?

 

Hay una pieza clave en todo esto: Ellos no terminaron de cumplir la misión. Probablemente incluso habrán ido a explorar la tierra prometida con ojos de duda y temor preconcebido. Sus respuestas fueron altamente subjetivas. Si bien han comenzado respondiendo, inmediatamente exponen, y ante toda la congregación, su infortunio, negativismo y enceguecimiento ante la posibilidad de vivir la libertad plena.

 

¿Cómo funciona todo esto en la actualidad?  Muy simple. Basta con prestar atención. Cuántas veces pedimos algo y, a cambio, emiten (y emitimos) una opinión, recomendación y hasta juicio de valor. “No te conviene hacer eso”, “Vos siempre quejándote por algo”, etc.

¿Habrá posibilidades de escuchar al otro o bien ser escuchados hasta el final del relato, sin ser jueces de la verdad y la rectitud?

 

 

Parashat Koraj

 

“Y tomó Koraj, hijo de Itzhar, hijo de Kehat, hijo de Levi, y Datan y Aviran hijos de Eliav, y On hijo de Pelet, hijos de Reubén.  Se levantaron delante de Moshé, y hombres de los hijos de Israel doscientos cincuenta, jefes de la congregación, llamados a la asamblea, hombres de fama” (16:1-2).

 

Mucho se ha hablado de la parashá de Koraj y también mucho se ha escrito acerca del peligro de la “majloket” (discordancia, controversia, disputa – en el sentido negativo de estos términos).

Ya Nuestros Sabios, nos han advertido que existen dos tipos de majlakot.  La primera es la majloket “leshem shamaim” – es decir, una controversia motivada por una buena intencionalidad, que persigue una finalidad productiva y que es expresada de acuerdo a las normas aceptadas en la sociedad, y la otra: “shelo leshem shamaim” – donde no siempre las intenciones son ciento por ciento puras y donde se utilizan otros canales de expresion no tan aceptados por las personas civilizadas.

 

 

Para reflexionar con los nuestros

 

En el judaísmo, el Shabat es un tiempo para ser especialmente cuidadoso de no enojarse o entrar en discusiones.  Las discusiones se dispersan como el fuego y destruyen todo lo que es precioso.  La santidad (sobrevaloración) del Shabat -si es observada (practicada) correctamente- permite a las personas sentir una sensación de unidad y armonía. Promueve el amor, la hermandad y el disfrute pleno. La santidad del Shabat puede esparcirse y entrar en el corazón de cada individuo y todos pueden convertirse en uno.

 

¿Por qué se dirá que el Shabat es un tiempo y no un día?

Si el Shabat promueve todo ello, así como invita evitarse toda suerte de discusión o agresión, ¿Cómo poder lograr alcanzarlo cuando cada integrante de la familia está “en lo suyo”?

¿Cuál sería la “magia” del Shabat?

 

 

De nuestros Sabios

“Los celos, el deseo y el orgullo sacan a la persona de este mundo”.

Pirkei Avot 4:28