Parashat Koraj Parashat Koraj
B”H Shabat: Viernes  15 de Junio, 2018 – 3 de Tamuz, 5778 Encendido de velas de Shabat: 17:30 Hs. Finalización del Shabat: 18:30 Hs.... Parashat Koraj

B”H

Shabat: Viernes  15 de Junio, 2018 – 3 de Tamuz, 5778

Encendido de velas de Shabat: 17:30 Hs.

Finalización del Shabat: 18:30 Hs.

Lectura semanal de la Torá: Parashat Koraj

¡¡MAZAL TOV a nuestros jóvenes que celebraron el B.Mitzvá en el año 2017 y renuevan su ceremonia en nuestro Kabalat Shabat!!

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

“Nuestras plegarias son respondidas no cuando nos es otorgado lo que pedimos, sino cuando se nos desafía a ser lo que podemos ser” Morris Adler

El artículo de la semana:

Una lectura sobre Koraj: http://www.halel.org/contenido.asp?idcontenido=411

Mantengámonos informado:

http://www.radiojai.com.ar/online/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

Materiales sobre Shoah (Holocausto)

Página web de Yad Vashem: http://www.yadvashem.org/yv/es/

Página web de Interpelados: http://shoa-interpelados.amia.org.ar/

Sección de lectura semanal de la Torá: Parashat Koraj

Principales ejes temáticos de la sección semanal:

  1. Koraj induce a un motín desafiando el liderazgo de Moshe y la entrega de las funciones sacerdotales a Aharón, su hermano. Se suman al motín dos enemigos de Moshe: Datán y Avirám, y 250 miembros distinguidos de la comunidad, que ofrecen el incienso para probar que son merecedores del sacerdocio. Sin embargo como esto fue una transgresión ante Ds, la tierra se abre y caen en ella los rebeldes.
  2. Por una ofrenda de ketoret de Aharón queda corroborado la designación divina como Sumo Sacerdote
  3. Ds indica las leyes de ofrendas de cada cosecha de grano, vino y aceite de oliva, todos los primogénitos del ganado ovino y vacuno, junto a otras dádivas específicas entregadas a los Cohaním.

De nuestro Sabios

Cuando hablamos de hacer Tzedaká, ¿de qué hablamos?

Nos enseña el Maimónides, Rámbam (siglo XII), en su Mishné Torá, 14:

“¿Qué es lo que cada persona está obligada a realizar? Nuestros sabios dispusieron que cada persona debe visitar a los enfermos, consolar a los deudos, y recibir visitas. Asimismo, cada hombre debe ayudar a un novio y una novia con escasos recursos, para que lleguen al matrimonio (jupá)”.

Reflexionando con los nuestros

¿Discutimos con un objetivo determinado, o discutimos por costumbre?

Cuando confrontamos: ¿Sabemos bien lo que buscamos?

Muchas veces, quizás sin darnos cuenta, defendemos nuestra postura, nuestro criterio, nuestra particular manera de interpretar un hecho o una idea, haciendo oídos sordos a la argumentación que nos dan -que por supuesto tiene una lectura diferente- e intentamos “ganar” la batalla, buscando quizás una frase tal como: “sí, tenés razón”.

La gran pregunta, en verdad, es: ¿Qué es lo que quiero lograr? ¿Qué acepte su error, mi idea o postura, mi lectura de los hechos?

Esta semana seguimos atravesando el debate sobre la legalización del aborto. Sin embargo, pareciera que “los dos bandos” sólo escuchan su verdad, sin percatarse que hablan de dos enfoques diferentes: Evitar más daño o cuestionar los derechos en la creación de una nueva vida.

¿Qué pasaría sí alguien sabio (es decir, criterioso) dijera: Escuchen: Los dos tienen razón, solo que están enfocados en dos aspectos diferentes de un mismo dilema. ¿Será eso posible?

 

Al comienzo de la Parashá de esta semana, la Torá dice: “Y Koraj tomo…”. Estrictamente hablando, la oración no tiene objeto. La Torá nunca nos dice qué fue lo que tomó Koraj, porque Koraj era “el tomador” por excelencia, adicto a una droga que exige dosis cada vez más grandes: el deseo de acaparar y devorar a los otros. Y siendo esa su naturaleza, era inevitable que tarde o temprano quisiera tomar todo.  Porque tomar es algo insaciable.

“Y tomó Koraj, hijo de Itzhar, hijo de Kehat, hijo de Levi, y Datan y Aviran hijos de Eliav, y On hijo de Pelet, hijos de Reubén.  Se levantaron delante de Moshé, y hombres de Benei Israel -los hijos de Israel- doscientos cincuenta, jefes de la congregacion, llamados a la asamblea, hombres de fama” (16:1-2).

Mucho se ha hablado de la parashá de Koraj y también mucho se ha escrito acerca del peligro de la “majloket” (discordancia, controversia, disputa – en el sentido negativo de estos términos).

Los Sabios nos han advertido que existen dos tipos de majlakot(plural de majloket). La primera es la majloket “leshem shamaim” – es decir, una controversia motivada por una buena intencionalidad, que persigue una finalidad productiva y que es expresada de acuerdo a las normas aceptadas en la sociedad, y la otra: “shelo leshem shamaim” – donde no siempre las intenciones son ciento por ciento puras y donde se utilizan otros canales de expresion no tan aceptados por las personas civilizadas.

Dicen Nuestros Sabios en la Mishná:

“Toda disputa que es leshem shamaim finalmente perdurará, y la que no es leshem shamaim finalmente no perdurará. ¿Cuál es la majloket que es leshem shamaim? La majaloket de Hilel y Shamai.  ¿Y la que no es leshem shamaim?  La majloket de Koraj y toda su asamblea” (Avot 5:18).

¿En cuáles te ubicas más seguido?

¿Podrías llegar a evitar disputas meramente ruidosas y deseosas de poder?

Una reflexionar para Shabat

En el judaísmo, el Shabat es un tiempo para ser especialmente cuidadoso de no enojarse o entrar en discusiones.  Las discusiones se dispersan como el fuego y destruyen todo lo que es precioso.  La santidad (sobrevaloración) del Shabat -si es observada (practicada) correctamente- permite a las personas sentir una sensación de unidad y armonía. Promueve el amor, la hermandad y el disfrute pleno. La santidad del Shabat puede esparcirse y entrar en el corazón de cada individuo y todos pueden convertirse en uno.

¿Por qué se dirá que el Shabat es un tiempo y no un día?

Si el Shabat promueve todo ello, así como invita evitarse toda suerte de discusión o agresión, ¿Cómo poder lograr alcanzarlo cuando cada integrante de la familia está “en lo suyo”?

¿Cuál sería la “magia” del Shabat?

Plegaria de Sanación

Elo-heinu veElo-hei Avoteinu veImoteinu, Ds nuestro y de nuestros patriarcas y matriarcas, Ds Eterno y Misericordioso, rezamos por el restablecimiento de …………………… quien ahora se encuentra atravesando un momento de dolencia y angustia. Concédele renovadas fuerzas y confianza, vigor y esperanza. Otorga sabiduría y habilidad suficientes a aquellos que se encuentran ayudando su curación de cuerpo y de alma. Ilumina a todos aquellos que comparten la ansiedad y sensibilidad del ser querido para que se unan con energías y amor pleno. Inspíralos con valor y con fe y concede Tu Luz Eterna y Tu Bendición de bienestar y de paz interior. Amén.

 “Recordá siempre que no hay obstáculo que el ser humano no esté preparado para sortear”