Parashat Ki Tetzé Parashat Ki Tetzé
B”H Shabat: Viernes  24 de Agosto, 2018  – 14 de Elul, 5778 Encendido de velas de Shabat: 18:11 Hs. Finalización del Shabat: 19:08 Hs.... Parashat Ki Tetzé

B”H

Shabat: Viernes  24 de Agosto, 2018  – 14 de Elul, 5778

Encendido de velas de Shabat: 18:11 Hs.

Finalización del Shabat: 19:08 Hs.

Lectura semanal de la Torá: Parashat Ki Tetzé

MAZAL TOV a los chicos de 5to grado por el encuentro sabático pre-entrega del Tanaj

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

“Nuestras plegarias son respondidas no cuando nos es otorgado lo que pedimos, sino cuando se nos desafía a ser lo que podemos ser” Morris Adler

La frase del día:

El pasado está presente aquí y ahora. ¿Sabés por qué? Porque tus antecesores supieron hablarle al futuro, a nosotros. Si ellos hubieran vivido sólo para su momento, su época, no  podríamos escuchar los ecos de la historia en esta noche, sencillamente no estaríamos acá. (Marshall T.Mayer)

El artículo de la semana:

Auschwitz: https://www.ushmm.org/outreach/es/article.php?ModuleId=10007718

Mantengámonos informado:

http://www.radiojai.com.ar/online/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

Materiales sobre Shoah (Holocausto)

Página web de Yad Vashem: http://www.yadvashem.org/yv/es/

Página web de Interpelados: http://shoa-interpelados.amia.org.ar/

Sección de lectura semanal de la Torá: Parashat Ki Tetzé

1-Las normas que deberán aplicarse en el transcurso del ingreso a la Tierra Prometida.

2-Leyes referidas a convivencia (educación a los hijos, implementación de la justicia, el no utilizar ropa que pertenece al otro género (sexo), solidaridad y cuidado, no mantener relaciones vinculares prohibidas, la prohibición de maltratar a los otros. (Están 74 de las 613)

3-Se legislan las leyes de divorcio y de segundas nupcias, así como vuelve a reiterarse el aplicar leyes justas y equitativas.

4-Recordar lo que los amalequitas (el pueblo de Amalek) hizo al pueblo de Israel después de la salida de Egipto.

Una reflexión

“Somos diferentes… Siempre lo fuimos… Pasa el tiempo y creemos que desde la ventana ingresa un nuevo aire. Se van sucediendo hechos que terminan encadenándose unos con otros y, cual castillo de naipes, vuelve a caerse una y otra vez. ¿Cómo lograr aquello que cada uno de los dos anhelamos?

¿Será que ello no es más que un ensueño que se interrumpe al despertar?

Palabras y silencios, Silencios y palabras. Quizás gestos que intentan evitar daño. Evitar errores impulsivos. Intentar distraerse en el horizonte de una panorámica de la vida. ¿Será que a veces la persistencia es un sendero errado? Idas y vueltas, caídas y búsquedas que llevan a volver a empezar ¿Cómo saber concientemente el camino correcto? ¿Cuál es la mejor medida para elegir aquello que es digno? Sólo hay una sola cosa clara: No dañarnos…”. (DL)

Nuestra Parashá

Algunos versículos clave:

Libro Devarim 22

  1. No habrás de ver al buey o al cordero que es de tu prójimo extraviados y te ocultes de ellos, devolver los habrás de devolver a tu prójimo
  2. No habrás de ver al asno o al buey que es de tu hermano, caídos en el camino y te ocultes de ellos; levantar habrás de levantar
  3. No deberá haber atuendo de hombre sobre mujer. Mi deberá vestir el hombre prenda de mujer
  4. Cuando edifiques una casa nueva habrás de hacer un parapeto a tu azotea ya que alguien podría caer
  5. No deberás arar buey y asno juntos
  6. No harás usura con tu hermano ni de plata, ni de víveres ni de cualquier cosa
  7. Cuando formularas una promesa ante Ds no habrás de tardar en cumplirla
  8. Lo que sale de tus labios habrás de cuidar y lo habrás de hacer

Capítulo 24

  1. Cuando fueses acreedor de tu prójimo por deuda cualquiera, no entrarás a su casa para tomar su prenda. Afuera permanecerás y él sacará la prenda afuera.
  2. No quites al asalariado, al pobre o al menesteroso. En su día habrás de dar su paga antes de que se ponga el sol
  3. No harás desviar el derecho del forastero ni del huérfano y no habrás de prendar ropa de viuda.
  4. Cuando segares tu siega en tu campo y olvidaras una gavilla en el campo, no habrás de volver a tomarla; para el forastero, para el huérfano y para la vuida, será.

“No oprimas al jornalero… en su día pagarás su jornal, pues a él aspira…” (24:14)

Reiteradas veces hemos compartido versículos como éste con diferentes matices y descripciones. Una y otra vez se nos prescribe ser responsables y comprometidos para con los otros antes que por propio beneficio y bienestar.

Independientemente que en Torá, estos temas suelen enmarcarse sobre tres modelos extremos (viuda, huérfano y extranjero), los cuales reflejan situaciones críticas de minusvalía e indefensión, el acento siempre es puesto en nuestra propia responsabilidad (y no en un deseo de castigo divino para con ellos). Ayuda y solidaridad se hermanan en pos del bien de cada individuo, más allá de su peculiar situación que viene atravesando.

El versículo aquí remarcado abre un escenario más amplio pues no necesariamente se enmarcaría en aquellas personas indulgentes sino también en toda persona que deba depender del accionar justo y recto de su superior (dueño, capataz, etc. e incluso de aquellos maridos o padres que especularían con su poder por sobre el otro).

¿Qué nos invita a reflexionar este texto resaltado? ¿Poder? ¿Egocentrismo? ¿Aprovechamiento de la dependencia o debilidad del otro?

La pregunta que se desprende: ¿He pasado por una situación similar a la que se plantea hoy aquí? Si es así, ¿Cómo lo he resuelto? ¿Qué es lo que verdaderamente hubiese deseado que ocurra como desenlace?

Plegaria de Sanación

Elo-heinu veElo-hei Avoteinu veImoteinu, Ds nuestro y de nuestros patriarcas y matriarcas, Ds Eterno y Misericordioso, rezamos por el restablecimiento de …………………… quien ahora se encuentra atravesando un momento de dolencia y angustia. Concédele renovadas fuerzas y confianza, vigor y esperanza. Otorga sabiduría y habilidad suficientes a aquellos que se encuentran ayudando su curación de cuerpo y de alma. Ilumina a todos aquellos que comparten la ansiedad y sensibilidad del ser querido para que se unan con energías y amor pleno. Inspíralos con valor y con fe y concede Tu Luz Eterna y Tu Bendición de bienestar y de paz interior. Amén.

 “Recordá siempre que no hay obstáculo que el ser humano no esté preparado para sortear”