Parashát Ekev Parashát Ekev
B”H Shabat: Viernes  3 de Agosto, 2018  – 23 de Av, 5778 Encendido de velas de Shabat: 17:55 Hs. Finalización del Shabat: 18:54 Hs.... Parashát Ekev

B”H

Shabat: Viernes  3 de Agosto, 2018  – 23 de Av, 5778

Encendido de velas de Shabat: 17:55 Hs.

Finalización del Shabat: 18:54 Hs.

Lectura semanal de la Torá: Parashát Ekev

ESTE VIERNES, después del Kabalat Shabat: Una aproximación sobre el Aborto y la Donación de órganos desde la perspectiva judaica

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

“Nuestras plegarias son respondidas no cuando nos es otorgado lo que pedimos, sino cuando se nos desafía a ser lo que podemos ser” Morris Adler

La frase del día:

En principio el hombre es creatura de Ds, pero su elección determina el destino de su vida. Avot3, 15

El artículo de la semana:

Los diez sitios en Argentina del jerarca nazi: http://www.radiojai.com/rj/noticom.php?cod=5088

Mantengámonos informado:

http://www.radiojai.com.ar/online/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

Materiales sobre Shoah (Holocausto)

Página web de Yad Vashem: http://www.yadvashem.org/yv/es/

Página web de Interpelados: http://shoa-interpelados.amia.org.ar/

Sección de lectura semanal de la Torá: Parashat Ekev

  1. La importancia del cumplimiento de todos los mandamientos
  2. Moshé describe la Tierra de Israel como una tierra de trigo, cebada, uvas, higos y rimonin (granada), una tierra de aceitunas y miel de dátiles.
  3. Les previene de no hacerse orgullosos y pensar que lo que tendrán en la tierra de Israel es un resultado de su propio poder o vigor, sino que deben siempre recordar que fue Ds el que les dio riquezas y éxitos.
  4. Moshé detalla los eventos ocurridos después de que fueron dichos los Diez Mandamientos en el Monte Sinaí, culminando cuando bajó las segundas Tablas de la Ley en Iom Kipur.
  5. Texto que habla sobre la recompensa (éxitos) que se le adscribirá al pueblo al cumplir los mandamientos. Esta parte fue luego incorporada como segundo párrafo de la lectura del Shemá en el Sidur (Libro de oraciones).

Una reflexión

Tu tiempo no es mi tiempo, así como tampoco mi tiempo es tu tiempo. Contadas veces somos concientes de ello. Mayormente uno puede guiarse por sus sensaciones y percepciones, mas pocas veces pueden ellos coincidir con los del otro. Pensemos un ejemplo:

Una persona mayor, sola, sumada en años, donde su tiempo resulta eterno a pesar de transcurrir los días.

Otra persona, más activa, quizás menor que ella, donde cada minuto cuenta y nada debe desperdiciarse pues la agenda presiona de manera tenaz. Ambas se conocen y saben cada una de sí. Ambas están en el mismo calendario, el mismo día, la misma hora. Sin embargo, no están en un mismo tiempo.

Veamos más exactamente hablando:

La persona joven puede decidir si interrumpir o no su alocado día e ir a visitarla. Verdaderamente nada, absolutamente nada cambiará sí fuera a visitarla hoy, mañana, la semana próxima, algún otro día. 

Sin embargo, en el reloj de esta persona mayor, no da de igual modo sí llegara a ser visitada en ese preciso momento, o mañana, o algún otro día. ¿A qué se asemeja?

Si bien nuestra mente nos engaña permanentemente sintiendo un tiempo infinito, en nuestro interior sabemos bien que no será igual un minuto antes o un minuto después. Entonces, ¿Por qué pensar en que todos nosotros vivimos en un mismo tiempo? Así como también, ¿Por qué postergar aquellos chispazos de vida trocándolos por monótonas rutinas las cuales sabemos bien que no necesariamente definirían un único destino? El desafío de nuestro existir: Santificar nuestro tiempo y el tiempo de nuestros allegados. En definitiva, consagrar la vida… (DL)

Nuestra Parashá

“Y ahora, [pueblo de] Israel, ¿Qué es lo que Ad-nai tu Ds demanda de ti? Sino que: venerar [Temor reverencial] a Ad-nai, tu Ds, encaminarte por todas Sus sendas, y amarLo y servir a Ad-nai, tu Ds, con todo tu corazón y con todo tu ser. Observa los mandamientos de Ad-nai y Sus leyes -que yo te ordeno HOY – para TU BIEN”. Así nos prescribe Moshé a través del mensaje Divino que una y otra vez resuena en nuestras Fuentes.

La claridad que tienen los párrafos del libro Devarim (deuteronomio) son más que expresivos, acercándonos a la Voluntad Divina y al sentido de la vida misma.

Irat Shamaim, la veneración al Creador, que en realidad se traduciría como el Temor Divino, es uno de los conceptos clave de nuestra cita.

Pero veamos qué dicen nuestros Líderes y Maestros de épocas pasadas:

El Rey Shlomó dijo enel libro de Mishlei (Proverbios), cap. 1,versículo7: “El principio de la sabiduría es el Temor a Ds. ¿A quién se asemeja la persona estudiosa pero que no tiene Temor (reverencial) a Ds? Al guardián de una casa que posee las llaves de las recámaras internas pero no las llaves de las puertas exteriores.¿ De qué le sirven las que tiene si no puede entrar?

En el Masejet Berajot, 33, Talmud deBabilonia, encontramos: “Todo está en poder de Ds fuera del libre albedrío, o sea que Ds dió a la persona la libertad de querer o no querer temer(reverencialmente) a Ds y de hacer su voluntad”. Mientras que el Rambán (Najmánides) dice: “Irat Shamaim implica no cometer transgresiones, cuidando las mitzvot lo taasé (preceptos que son prohibiciones). Mientras que el amor a Ds, se refiere a las acciones y actitudes de su agrado, cumpliendo las mitzvot taasé (preceptos positivos)”.

Irat Shamaim, no implica en definitiva el terror por Su dictamen, sino que el llegar a tener conciencia del reinado de Ds y de nuestra misión en este mundo en el cual fuimos creados.

Finalmente, como se cita en el final del párrafo que compartimos en esta oportunidad: al encaminarnos por Su senda llegaremos a alcanzar nuestro propio Bien.

Plegaria de Sanación

Elo-heinu veElo-hei Avoteinu veImoteinu, Ds nuestro y de nuestros patriarcas y matriarcas, Ds Eterno y Misericordioso, rezamos por el restablecimiento de …………………… quien ahora se encuentra atravesando un momento de dolencia y angustia. Concédele renovadas fuerzas y confianza, vigor y esperanza. Otorga sabiduría y habilidad suficientes a aquellos que se encuentran ayudando su curación de cuerpo y de alma. Ilumina a todos aquellos que comparten la ansiedad y sensibilidad del ser querido para que se unan con energías y amor pleno. Inspíralos con valor y con fe y concede Tu Luz Eterna y Tu Bendición de bienestar y de paz interior. Amén.

 “Recordá siempre que no hay obstáculo que el ser humano no esté preparado para sortear”