Parashát Devarim Parashát Devarim
B”H Shabat: Viernes  20 de Julio, 2018 – 9 de Av, 5778 Encendido de velas de Shabat: 17:45 Hs. Finalización del Shabat: 18:44 Hs.... Parashát Devarim

B”H

Shabat: Viernes  20 de Julio, 2018 – 9 de Av, 5778

Encendido de velas de Shabat: 17:45 Hs.

Finalización del Shabat: 18:44 Hs.

Lectura semanal de la Torá: Parashát Devarim

Tishá veAv, domingo 22 de julio

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

“Nuestras plegarias son respondidas no cuando nos es otorgado lo que pedimos, sino cuando se nos desafía a ser lo que podemos ser” Morris Adler

El artículo de la semana:

Amia: 24 años – http://www.lavoz.com.ar/opinion/amia-24-horas-de-24-anos

http://www.radiojai.com/rj/videos.php

Mantengámonos informado:

http://www.radiojai.com.ar/online/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

Materiales sobre Shoah (Holocausto)

Página web de Yad Vashem: http://www.yadvashem.org/yv/es/

Página web de Interpelados: http://shoa-interpelados.amia.org.ar/

Sección de lectura semanal de la Torá: Parashat Devarim

Se inicia el quinto libro de la Torá (Sefer Devarim), también llamado Mishné Torá, que significa repetición o reedición de la Torá; o Deuteronomio, el nombre grecolatino con el cual se lo conoce entre las naciones del mundo. Toda la enseñanza de Ds y de Su Torá, Sus preceptos y leyes, son repasados y explicados al pueblo por Moshé en este libro durante sus últimas cinco semanas de vida.

Benei Israel, Los hijos de Israel se preparan para cruzar el Iardén -río Jordán- e ingresar finalmente a la Tierra Prometida. Moshé le relata a la nueva generación nacida en el desierto, los distintos momentos de su travesía por el desierto, desde la salida de la Tierra de Egipto hasta el momento actual de su entrada en la Tierra Prometida, Eretz Knaan.

Es un Moshé diferente al de aquella primera época. Aquí aparecerá más locuaz y expresivo para transmitir la historia, las vivencias, los errores y aciertos que han ido atravesando.

Todo el libro de Devarim está abocado a recordar diferentes momentos de la historia, en aras de favorecer la construcción de un camino iluminado por el valor supremo de la libertad. Asimismo tiende a demostrar cómo a pesar de las dificultades atravesadas, el pueblo siguió caminando con un objetivo claro y preciso: llegar a la Tierra Prometida. Para lograr dicha meta, se ha resaltado una y otra vez la centralidad de los Preceptos, pues ellos serán la luz que los llevará a ser seres humanos dignos y solidarios, aprendiendo a convivir, compartir y construir una Nación comprometida con los valores más elevados.

Los primeros capítulos acentúan hechos acontecidos. Los siguientes reflejarán un número de recomendaciones que tenderán a advertir cómo cada ser humano en realidad será autor de su propio camino, esto es, ya sea siguiendo el camino del bien o el camino del mal.

Cabe recordar lo que leeremos más adelante, en la sección de Nitzavim: “Ubajartá bajaim lemaan tijié atá vezar´eja, y elegirás el camino de la vida para que vivas tú y tu descendencia”.

En definitiva, el libro de Devarim –palabras, hechos, cosas- nos invita a reflexionar sobre nuestra historia, nuestra pertenencia, y por sobre todo, nuestra elección de vida.

Tishá BeAv (9 de Menajem Av)

La Mishná (Taanit 4:6) nos relata que cinco tragedias para el pueblo de Israel ocurrieron en Tisha Beav:

  1. Se dice que fue la fecha cuando los exploradores de la Tierra Prometida regresan al campamento, ante Moshé. . Al retornar, después de cuarenta días, los exploradores dieron un falso reporte sobre la tierra y sus habitantes, y el pueblo aceptó aquel difamatorio reporte a causa de su falta de fe, llorando desalentados. Por esta razón, Ds decretó que los hombres de aquella generación no entrarían a la Tierra de Israel y deambularían por el desierto durante cuarenta años (año 1313 a.e.c.).
  2. Destrucción Primer Templo de Jerusalem- Epoca de Nabucodonosor – babilonios [423 a.e.c.]
  3. Destrucción del Segundo Templo de Jerusalem a manos del Imperio Romano liderado por el General Tito. Unos dos millones de judíos murieron y otro millón fue exiliado (68 e.c.).
  4. Cayó la fortaleza de BetAr (año 132 E.C.), último baluarte de la resistencia judía, en manos de los romanos, no permitiendo el cruel emperador Adriano que se enterrara a los cientos de miles de judíos asesinados (construyó a tal fin un cerco gigantesco alrededor del campo de batalla para impedir cualquier misión humanitaria; solo a la muerte de Adriano, 11 años después, fue posible enterrar los cuerpos).
    5. Después de la destrucción del Primer Templo, la tierra de Israel estuvo desolada durante 52 años y la ciudad de Jerusalem fue arada como si fuera un campo. Además, en la época del Segundo Templo, el área y los alrededores del Templo de Jerusalem (en ruinas) fueron tomados por el general romano Turnus Rufus. Jerusalem fue reconstruida como una ciudad pagana – renombrada “Aelia Capitolina” y fue prohibido el acceso de los judíos a la misma.

Otras tragedias acontecidas Después de haberse escrito la Mishná

  1. El Papa Urbano II declaró las Primeras Cruzadas. En ellas, decenas de miles de judíos fueron asesinados y muchas comunidades judías desaparecieron. Más tarde, la inquisición española culminó con la expulsión de los judíos de España en el día de Tisha Beav del año 1492.
  2. El Papa Gregorio IX ordenó la quema de cientos de manuscritos del Talmud en Paris (año 1244).
    8. Se expulsó a los judíos de Inglaterra (año 1290 e.c.).
    9. Se expulsó a los judíos de España (1492 e.c.).
  3. También un nueve de Av se desencadenó la Primer Guerra Mundial del año 1914, cuando Rusia le declaró la guerra a Alemania, y el resentimiento alemán por haber perdido la guerra, preparó la escena para el estallido de la Segunda Guerra Mundial y la catástrofe de la Shoáh que terminó con la vida de un tercio de nuestros hermanos.
  4. En Tishá Beav, comenzó la deportación de los judíos del guetto de Varsovia.
  5. El atentado a la Amia ocurrió un día después de Tishá Beav

De nuestras Fuentes

“Rabi Eliahu Dov Leizerovitz era uno de los primeros alumnos del Alter de Kelm. Una vez, cuando Rabi Eliahu Dov estaba caminando con uno de sus alumnos, un hombre pobre se acercó a ellos y les pidió algo de dinero.

El Rab tomo una gran moneda de su bolsillo y le dijo al pobre: “Yo quiero darle parte de esta moneda. ¿Tiene usted cambio?”. “Lo siento”, le contesto el hombre pobre, “pero yo no tengo cambio”.

“Bueno, quizás podemos buscar una solución” – propuso el Rab, y luego le pregunto a su alumno si tenía cambio. El alumno, después de sacar todas sus monedas del bolsillo, encontró justo el cambio equivalente a esa moneda, y rápidamente se lo dio al rabino.

El rabino le dio la moneda grande a su alumno y tomo todas las monedas y se las dio al hombre pobre diciendo: “Aquí tiene. Que Ds lo bendiga”.

Cuando ya se habían adelantado un poco, el alumno no pudo contener su curiosidad y le pregunto al rabino: “Yo no entiendo. Si usted le iba a dar todo el monto de la gran moneda, ¿por qué pidió cambio?”.

“Muy simple” – contesto Rab Eliahu Dov – “Yo temía que el hombre pobre se encuentre con alguien que le podría dar algo dinero si el hombre pobre podía darle cambio, pero si él no iba a tener cambio, entonces perdería la oportunidad de recibir una contribución tan necesitada. Entonces, decidí ayudarlo dándole todo el cambio”.

Plegaria de Sanación

Elo-heinu veElo-hei Avoteinu veImoteinu, Ds nuestro y de nuestros patriarcas y matriarcas, Ds Eterno y Misericordioso, rezamos por el restablecimiento de …………………… quien ahora se encuentra atravesando un momento de dolencia y angustia. Concédele renovadas fuerzas y confianza, vigor y esperanza. Otorga sabiduría y habilidad suficientes a aquellos que se encuentran ayudando su curación de cuerpo y de alma. Ilumina a todos aquellos que comparten la ansiedad y sensibilidad del ser querido para que se unan con energías y amor pleno. Inspíralos con valor y con fe y concede Tu Luz Eterna y Tu Bendición de bienestar y de paz interior. Amén.

 “Recordá siempre que no hay obstáculo que el ser humano no esté preparado para sortear”