Parashát Bereshit Parashát Bereshit
B”H Shabat: Viernes 28 de Octubre, 2016 – 27 de Tishrei, 5777 Encendido de velas de Shabat: 19:04 Hs. Finalización del Shabat: 20:03 Hs.... Parashát Bereshit

B”H

Shabat: Viernes 28 de Octubre, 2016 – 27 de Tishrei, 5777

Encendido de velas de Shabat: 19:04 Hs.

Finalización del Shabat: 20:03 Hs.

Lectura semanal de Torá: Parashá Bereshit, Libro Bereshit (Génesis)

 “Nuestras plegarias son respondidas no cuando nos es otorgado lo que pedimos, sino cuando se nos desafía a ser lo que podemos ser” Morris Adler

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

 

Mantengámonos informado:

http://www.aurora-israel.co.il/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

http://www.radiojai.com.ar/online/

 

Materiales sobre Shoah (Holocausto)

Página web de Yad Vashem: http://www.yadvashem.org/yv/es/

Página web de Interpelados: http://shoa-interpelados.amia.org.ar/

Página web sobre Shoá USA: https://www.ushmm.org/wlc/en/article.php?ModuleId=10005209

Sección de lectura semanal de la Torá: Parashát Bereshit

  1. El relato de la Creación. Es en el sexto día que es creado el ser humano. El séptimo día, Shabat, como día de cese de creación, nada debe alterarse en su naturaleza.
  2. Comienzo de los conflictos humanos: Adam y Javá (Eva) y el fruto prohibido. No saber afrontar comprometidamente sus acciones realizadas. Caín y Hevel (Abel), en la intolerancia de las diferencias humanas.
  3. Genealogía de los hijos de Adam y Javá. El paulatino camino a la perversión y la actitud negativa entre los hombres, preludio de lo que luego justificará la aparición del diluvio.

 

Reflexionando con los nuestros

Adam y Javá asumen el riesgo de tomar un fruto de un árbol prohibido, el único entre toda la naturaleza. Siguiendo el texto, luego descubren su desnudez y tienden a cubrirse sus cuerpos. Inmediatamente aparece la Voz Divina clamando en ellos: “Haieka, ¿dónde estás? ¿En qué estás?”

El texto nos posiciona en un lugar que aún hoy sigue estando vigente: “Yo no fui, fue ella…”

Cometieron varios errores y no ha sido específicamente el tomar un fruto prohibido lo complejo, pues era previsible que así lo hiciesen. ¿Entonces qué? La acción inmediata fue ocultamiento, vergüenza y acusación, denotando carencia de responsabilidad alguna. Al ser descubiertos, se esconden, temen ser vistos in fraganti. La vergüenza y la culpa invaden el ser y, como niños, esperan evitar ser sancionados. Luego, ante las preguntas, lo primero que emana de sus bocas es desentenderse de toda responsabilidad de lo ocurrido, pues fueron meras “víctimas” de la mala acción inducida.

Pasan siglos y siglos, y este contenido del relato se presentifica en cada día de nuestras vidas. “Yo no fui”, o bien, “A mí no me toca”, argumentos poco felices ante un hecho concreto que nos invita decir: “Confieso, me equivoqué, me hago responsable de lo sucedido”… ¿Algún día incorporaremos esta postura?

Plegaria de Sanación

Elo-heinu veElo-hei Avoteinu veImoteinu, Ds nuestro y de nuestros patriarcas y matriarcas, Ds Eterno y Misericordioso, rezamos por el restablecimiento de …………………… quien ahora se encuentra atravesando un momento de dolencia y angustia. Concédele renovadas fuerzas y confianza, vigor y esperanza. Otorga sabiduría y habilidad suficientes a aquellos que se encuentran ayudando su curación de cuerpo y de alma. Ilumina a todos aquellos que comparten la ansiedad y sensibilidad del ser querido para que se unan con energías y amor pleno. Inspíralos con valor y con fe y concede Tu Luz Eterna y Tu Bendición de bienestar y de paz interior. Amén.

“Recordá siempre que no hay obstáculo que el ser humano no esté preparado para sortear”