Parashá Vaieshev Parashá Vaieshev
B”H Shabat: Viernes 23 de Diciembre, 2016 – 24 de Kislev, 5777 Encendido de velas de Shabat: 19:53 Hs. Finalización del Shabat: 20:56 Hs.... Parashá Vaieshev

B”H

Shabat: Viernes 23 de Diciembre, 2016 – 24 de Kislev, 5777

Encendido de velas de Shabat: 19:53 Hs.

Finalización del Shabat: 20:56 Hs.

Lectura semanal de Torá: Parashá Vaieshev, Libro Bereshit (Génesis)

Sábado 24 de diciembre, 1°vela de Jánuca

CELEBRACION DE BAT MITZVA DE ADULTOS 2017/5777

Si no has podido celebrarlo en su momento, ésta es la oportunidad, vivenciando intensamente las enseñanzas de nuestro pueblo, haciendo palpitar el alma y disfrutar a pleno con los nuestros. INICIO DEL CURSO: Marzo 2017. Inscripción abierta. Cupos limitados. ¡¡¡Te esperamos!!!

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

Artículo de la semana

Las tribus africanas y el judaísmo: http://porisrael.org/2016/12/13/las-tribus-africanas-lembaa-y-abayudaya-y-sus-reconocidas-raices-judias/

Mantengámonos informado:

http://www.aurora-israel.co.il/  – http://www.itongadol.com.ar/index.html

http://www.radiojai.com.ar/online/

Materiales sobre Shoah (Holocausto)

Página web de Yad Vashem: http://www.yadvashem.org/yv/es/

Página web de Interpelados: http://shoa-interpelados.amia.org.ar/

Página web sobre Shoá USA: https://www.ushmm.org/wlc/en/article.php?ModuleId=10005209

Sección de lectura semanal de la Torá: Parashát Vaieshev

Principales ejes

Iaacov se establece en Jevrón con sus 12 hijos. Su favorito es Iosef, de 17 años. Los hermanos de Iosef están celosos por el trato preferencial que recibe. Iosef les cuenta a sus hermanos dos sueños que tiene, que profetizan que él está destinado a gobernar sobre ellos, aumentando los celos y el odio hacia él. Shimón y Levi planean matarlo, pero Reuvén sugiere, a cambio, arrojarlo en un pozo, con la intención de volver más tarde y salvarlo. Mientras Iosef está en el pozo, Iehuda lo vende a una caravana de Ishmaelitas. Los hermanos manchan el saco especial de Iosef en la sangre de un cabrito y se lo muestran a su padre, haciéndole pensar que su más querido hijo fue devorado por una bestia salvaje.

Iosef es llevado a Egipto y vendido a Potifar, el ministro encargado de las carnicerías del Faraón. Di-s bendice todo lo que él hace y pronto es nombrado encargado de todas las propiedades de su amo. La mujer de Potifar desea al muchacho; cuando Iosef se niega a estar con ella, ella le dice a su marido que el sirviente hebreo trató de forzarla, y lo envían a prisión. Iosef gana la confianza de los carceleros, quienes le otorgan un cargo importante en la administración de la prisión. En prisión, Iosef se encuentra con el Maestro de Coperos y Maestro de Panaderos del Faraón, ambos encarcelados por el rey. Los dos tienen un sueño, que Iosef interpreta; en tres días, les dice, el Maestro de Coperos será liberado y el Maestro de Panaderos será ahorcado. Iosef le pide al Maestro de Coperos que interceda por él ante el Faraón. Las predicciones de Iosef se cumplen, pero el Maestro de Coperos se olvida de Iosef.

Reflexionando con los nuestros

“Lo divisaron de lejos y antes de que se acercara a ellos conspiraron contra él para matarlo.

Dijeron uno al otro: He aquí (Iosef) el hombre de los sueños. Y ahora vengan y matémoslo y arrojémoslo en alguna de las cisternas (pozos) y diremos: Una fiera salvaje lo ha devorado. Y veremos qué serán sus sueños”.

El relato de este texto es sumamente particular. En los enunciados ni siquiera se puede saber quién o quiénes son los que proponen la acción violenta. Es altamente común que los actos de odio extremo caigan en el anonimato. ¿Cuál es el límite del odio y resentimiento? ¿Hasta dónde uno puede transformarse en verdugo de su propio destino? ¿Ellos podrían haber actuado de otra manera, en lugar de masificarse y adoptar el camino más doloroso? Lo cierto es que finalmente emergen de ese anonimato, dos voces que sugieren aminorar la venganza, aunque no por ello dejan de ser cómplices y testigos del odio celotípico.

Este relato no es más que un reflejo de lo que aún hoy, siglo XXI, sigue progresando geométricamente. Probablemente logrará disminuirse cuando deje de haber silencio entre las naciones y se conjugue en plural el supremo valor de la paz.

 “Recordá siempre que no hay obstáculo que el ser humano no esté preparado para sortear”