Parasha Ki Tisá Parasha Ki Tisá
B”H ¡¡¡ SHABAT SHALOM !!!   Viernes de 26 de Febrero, 2016 – 18 de Adar Alef, 5776 Encendido de velas de Shabat: 19:16... Parasha Ki Tisá

B”H

¡¡¡ SHABAT SHALOM !!!

 

Viernes de 26 de Febrero, 2016 – 18 de Adar Alef, 5776

Encendido de velas de Shabat: 19:16 Hs.

Finalización del Shabat: 20:11 Hs.

Lectura semanal de Torá (Pentateuco): Parashá Ki Tisá, Libro Shemot (Exodo) cap. 30

 

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta                  o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

 

Israel y el mundo

Mantengámonos informado:

 

http://www.aurora-israel.co.il/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

http://www.radiojai.com.ar/online/

Si querés escuchar una radio de Israel: http://tun.in/seRpD

 

Materiales sobre Shoah

Página web de Yad Vashem, http://www.yadvashem.org/yv/es/

 

Sección de lectura semanal de la Torá: Parasha Ki Tisá

Principales ejes

RESUMEN

Ds le ordena a Moshé realizar un censo de la población por medio del aporte del medio shekel de plata donado por cada hombre mayor de 20 años. Cada persona, sea rica o menesterosa deben poner la misma suma.
Se le ordena al Pueblo cumplir con el Shabat como una señal eterna de que Ds creó el Mundo (veshamru)

Moshé recibe las dos Tablas de la Ley, donde están escritos los Diez Mandamientos.

Ante la aparente demora de su líder Moshé en la cima del Monte Sinai, algunos empiezan a agitar a Benei Israel forzando a Aharón a que construya un becerro de oro al que puedan adorar. Aharón trata de demorarlos lo más que puede. Ante estos acontecimientos Ds le dice a Moshé que descienda inmediatamente. Cuando Moshé ve que ese sector del pueblo practica idolatría, inmediatamente rompe las Tablas y destruye al becerro de oro.

Moshé asciende al Monte para implorar que el pueblo sea perdonado y Ds acepta su rezo. Ds le dice a Moshé que haga nuevas Tablas como las primeras y le revela el texto de los rezos para invocar Su misericordia.

Finaliza la parashá cuando Moshé desciende con las segundas Tablas de la Ley, su semblante irradia luz a raíz de su encuentro con la Presencia Divina.

 

Reflexionando con los nuestros

 

(34:1) Dijo Ad-nai a Moshé: Talla tú dos tablas de piedra como las primeras y Yo escribiré sobre las tablas las palabras que estaban sobre las tablas primeras, que quebraste. (4) Esculpió Moshé dos tablas de piedra como las primeras… ascendió a Har Sinai, como le había ordenado Ad-nai a él. Y tomó él en su mano las dos tablas de piedra. Ad-nai Se reveló y se irguió junto a El allí, e invocó el Nombre de Ad-nai. Y pasó Ad-nai delante de él y El proclamó (lo que luego serán denominado los trece atributos de lo Divino, incluido dentro del libro de rezos):

Ad-nai, Ad-nai, D-s Misericordioso (rajum) y Clemente (janún), Tardo en la ira (erej hapaim), Magnánimo en la misericordia y la verdad (rav jesed veemet). Mantiene la benevolencia (notzer jesed) para miles de generaciones (vaalafim), Perdona la iniquidad (avón), la rebeldía (fesha) y el error (jataá). Empero absolver -del todo- no absuelve (venaké, lo ienaké) -otra versión: Quien absuelve y no absuelve.

 

Este texto surge a continuación del conocido relato del becerro de oro. Hay una multiplicidad de textos que analizan en profundidad el evento así como sus consecuencias. No es la intención ahora ahondar en ello, aunque es sugerible que lo puedan leer y analizar con los ojos de los comentaristas bíblicos.

 

Del texto citado podríamos analizar tres grandes secciones:

  • Las Tablas de la Ley “originales” (los Diez Mandamientos) son quebradas en pedazos luego de ver la perversión del pueblo
  • La Revelación Divina y el estrecho vínculo entre Ds y Moshé, y lo que mencionamos como los “trece atributos de lo Divino”, con su intensidad y profundidad que encierra cada una de sus palabras.

 

Con respecto al primer punto, queda expresado Quien escribió la Ley y el hecho de que Moshé luego será el responsable de escribir la Torá. Bien vale agregar un midrash alusivo: Moshé no quiebra las Tablas; se le caen. Se han hecho demasiado pesadas para soportarlas.  Al observar Moshé lo intratable de la naturaleza humana, las letras desaparecen de las Tablas, regresan al cielo, haciendo a las piedras infinitamente más pesadas. (Torá Shlemá en 32:19).

Con respecto al otro punto, también es válido citar el sentido de la Voluntad Divina: Los trece atributos comienzan repitiendo dos veces el nombre personal de Ds, queriendo decir: “Yo soy Ds antes de la transgresión de una persona y Ds después, siempre que esa persona se haya arrepentido”. De aquí que se describe un Ds compasivo y misericordioso (Rosh Hashaná 17b).

De aquí podríamos pensar como uno de los cientos de lecturas, la esencia de la enseñanza de la Torá, el compromiso para con Ella, la adhesión a nuestro Creador, y el hallarnos en Sus Manos que nos acompañan en todas nuestras decisiones de la vida cotidiana.
La sabiduría de nuestro pueblo

Más de lo que el rico hace con el pobre, dándole una limosna, hace el pobre con el rico dándole oportunidad de hacer una buena acción.

 

Plegaria desde la luz del Shabat

 

Cuán preciosa es Tu merced, Ds, por eso los seres humanos se cobijan a la sombra de Tu Divinidad.

Los colmarás con la abundancia de Tu casa; y los saciarás con Tus delicias cual arroyo caudaloso.

Contigo está el manantial de la vida; en Tu luz veremos la luz.

Concede Tu merced a los que Te invocan, y Tu justicia a los rectos de corazón. Salmo 36:8-11