Parasha Itró Parasha Itró
B”H ¡¡¡ SHABAT SHALOM !!! Viernes de 29 de Enero, 2016 – 20 de Shvat, 5776 Encendido de velas de Shabat: 19:44 Hs. Finalización... Parasha Itró

B”H

¡¡¡ SHABAT SHALOM !!!

Viernes de 29 de Enero, 2016 – 20 de Shvat, 5776

Encendido de velas de Shabat: 19:44 Hs.

Finalización del Shabat: 20:42 Hs.

Lectura semanal de Torá (Pentateuco): Parashá Itró, Libro Shemot (Exodo) cap.17

 

 Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

 

Israel y el mundo

 

Mantengámonos informado:

 

http://www.aurora-israel.co.il/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

http://www.radiojai.com.ar/online/

 

Y si querés escuchar una radio de Israel: http://tun.in/seRpD

 

Parasha Itró

Principales ejes

El suegro de Moshe, Itró, oye sobre los grandes milagros que Ds hizo por el pueblo de Israel, y viene desde Midián hasta el campamento Israelita, trayendo consigo la mujer de Moshe y sus dos hijos. Itró aconseja a Moshe nombrar una jerarquía de magistrados y jueces para ayudarlo en la tarea de gobernar y administrar justicia a la gente.

Los Hijos de Israel acampan frente al Monte Sinaí, donde son informados que Ds los ha elegido como su “nación de sacerdotes” y “nación santa”. Las personas responden proclamando “Todo los que Ds dijo, lo haremos”.

En el sexto día del tercer mes (Siván), siete semanas luego del Éxodo, toda la nación de Israel se reúne al pie del Monte Sinaí. Di-s desciende sobre la montaña en medio de truenos, rayos, humo y los sonidos del shofar, y manda a Moshe ascender.

Ds proclama los Diez Mandamientos, mandando al pueblo de Israel a creer en Ds, no adorar ídolos o mencionar el nombre de Di-s en vano, observar el Shabat, honrar padre y madre, no asesinar, no cometer adulterio, no robar, no dar falso testimonio ni desear la propiedad del prójimo. La gente dice a Moshe que la revelación es demasiado fuerte para soportarla, rogándole que reciba la Torá de Ds y luego la transmita a ellos.

Reflexionando con los nuestros

 

18[14] “Y vió el suegro de Moshé todo lo que él hacía para su pueblo y dijo: ¿Qué es esto que tú estas haciendo para el pueblo? ¿Por qué tú estás sentado solo mientras todo el pueblo está de pie cerca de ti, desde el amanecer hasta el atardecer?

[15] Dijo Moshé a su suegro: Pues viene hacia mí el pueblo para inquirir acerca de Elo-him. [16] Cuando tienen ellos alguna cosa, llega hasta mí y he de juzgar entre el hombre y su prójimo; les hago conocer las leyes de Elo-him y Sus enseñanzas.

[17] Le dijo el suegro de Moshé a él: No es bueno lo que tú estás haciendo. [18] Marchitar te vas a marchitar, tú y también este pueblo que está contigo, pues es pesada para ti la cosa. No podrás hacerlo solo.

[19] Ahora escucha mi voz, te voy a aconsejar y Elo-him estará contigo. Estate tú para el pueblo frente a Elo-him,  y habrás de traer tú las cosas ante Elo-him. [20] Tú habrás de advertir [enseñar] a ellos acerca de las leyes y enseñanzas y les harás conocer la senda por la cual deberán encaminarse y la acción que deberán cumplir. [21] Pero tú deberás ver de entre todo el pueblo, hombres de virtud, temerosos de Elo-him, hombres amantes de la verdad, que aborrecen el lucro y el malhábito, y los asignarás sobre ellos como jefes de millares, jefes de cientos, jefes de cincuentenas y jefes de decenas. [22] Que juzguen ellos al pueblo en todo tiempo y que sea que todo asunto grande te lo traigan a ti y todo asunto menor, que juzguen ellos. Alivianarán de sobre ti y soportarán ellos contigo. [23] Si esta cosa tú vas a hacer -y Ds te lo ordena- podrás mantenerte en pie y también todo este pueblo a su lugar habrá de llegar en paz. [24] Escuchó Moshé la voz de su suegro e hizo él todo lo que le había dicho.

 

Estos versículos tan intensos nos presentan a un hombre simple, humilde, llamado Itró, dando consejos a Moshé, lider del pueblo de Israel. La pregunta es ¿Cómo es que la Torá resalta estas palabras de Itró? ¿Por qué es él y no el Creador, quien le dijera inicialmente esto?

Sabemos bien que en la Torá nada está escrito de menos ni de más, y que cada un ade las letras nos enseña algo más para nuestra vida.

Una de las razones que podríamos evocar aquí es la enseñanza y la preparación futura para recibir los Diez Mandamientos [cap.20].

El respeto hacia los mayores es uno de los valores más altos dentro de la tradición judía. Es cierto que hoy día, el lugar de los mayores ha caído en sobremanera, colocándolos en un lugar de no saber, de anacronismo, y hasta de dependencia e imbecilidad.

La Torá nos presenta la importancia de recurrir a ellos, de escucharlos y de elevar nuestro máximo respeto, ya que son los “sabios de la vida”.

Epocas atrás, los mayores formaron parte del Sanhedrín… hoy en día deben guardarse todo ese cúmulo de sabiduría de vida en sus propias mentes, llevándose consigo ese conocimiento único.

Nuestro desafío: no permitir que esos lazos de sabiduría se desvanezcan, sino que los podamos recrear en nuestras vidas y en nuestras próximas generaciones.

La sabiduría de nuestro pueblo

“Rabi Shimon Ben Iehuda dijo en nombre de Rabi Shimon Bar Iojai: La belleza, la fuerza, la riqueza, el honor, la sabiduria, la ancianidad y la vejez, y los hijos – son buenos para los justos y buenos para el mundo; como está escrito: ‘Una corona de gloria es la ancianidad; será encontrada en el camino de los justos’ (Mishle -Proverbios- 16:31); y dice: ‘La corona de los ancianos son los nietos, y la gloria de los hijos son sus padres’ (Mishle 17:6); y dice: ‘La gloria de los jóvenes es su fuerza y el esplendor de los ancianos es su vejez’ (Mishle 20:19).

 

Plegaria de Shabat

 

Salmo 130

Shir hamaalot

Mimaamakim keratija Ad-nai. Ad-nai shmá vekolí, tihiena ozneja kashuvot lekol tajanunai Im avonot tishmor Iah, Ad-nai mi iaamod. Ki imjá haslijá lemaan tivaré. Kiviti Ad-nai kivita nafshí velidvaró hojalti. Nafshí laAd-nai mishomrim El Adonai ki im Ad-nai iejaser veharbé imó pedut

VeHu ifdé et Israel mikol avonotav.

 

Desde las profundidades Te invoqué, Ad-nai. Ds oye mi voz, estén atentos Tus oídos a la voz de mis rogativas. Si los errores no absuelves, Ds, ¿Quién podrá subsistir? Mas Tú eres indulgente, por eso Eres venerado. Mi esperanza es Ad-nai, en El mi alma confía, Sus palabras son mi guía. Mi alma espera a Ad-nai, más que los centinelas nocturnos aguardan al alba. Pues de El procede con misericordia, El prodiga redención. El pues, redimirá al pueblo de Israel de todas sus transgresiones.

 

 

Imágenes de Israel

 

 israel