Parashá Devarím Parashá Devarím
B”H Viernes 24 de Julio, 2015 – 9 de Menajem Av, 5775 Encendido de velas de Shabat: 17:46 Finalización del Shabat: 18:45 Comienzo del... Parashá Devarím

B”H

Viernes 24 de Julio, 2015 – 9 de Menajem Av, 5775

Encendido de velas de Shabat: 17:46
Finalización del Shabat: 18:45

Comienzo del Ayuno del 9 de Menajem Av: Sábado 25 de julio, al anochecer

Lectura semanal de Torá (Pentateuco): Devarím (Deuteronomio) Cap.1

Parashá Devarím

Sefer Devarím (Deuteronomio) inicia el quinto libro de la Tora, también llamado Mishné Torá. Toda la enseñanza de Ds y de Su Torá, Sus preceptos y leyes, son reeditadas y transmitidas por Moshé a todo Benéi Israel (hijos/pueblo de Israel), preparándolos para ingresar a la Tierra Prometida.

Moshé les recuerda los distintos eventos que han ido atravesando en estos cuarenta años por el desierto así como los hechos milagrosos y la protección Divina que siempre los cuidó y acompañó. Entre estos sucesos se vuelve a relatar el episodio de los doce exploradores que fueron seleccionados para explorar la Tierra Prometida y las penosas consecuencias que la tergiversación de la misión trajo acarreado. Aun así, y en todo este libro, se resaltarán constantemente la importancia del acercamiento a los Preceptos, la adhesión al Creador, y el elegir el camino de la vida.

Tishá BeAv (9 de Menajem Av)

 La Mishná (Taanit 4:6) nos relata que cinco tragedias para el pueblo de Israel ocurrieron en Tisha Beav:

1. Se dice que fue la fecha cuando los exploradores de la Tierra Prometida regresan al campamento, ante Moshé. . Al retornar, después de cuarenta días, los exploradores dieron un falso reporte sobre la tierra y sus habitantes, y el pueblo aceptó aquel difamatorio reporte a causa de su falta de fe, llorando desalentados. Por esta razón, Ds decretó que los hombres de aquella generación no entrarían a la Tierra de Israel y deambularían por el desierto durante cuarenta años (año 1313 a.e.c.).

2. Destrucción Primer Templo de Jerusalem- Epoca de Nabucodonosor – babilonios [423 a.e.c.]

3. Destrucción del Segundo Templo de Jerusalem a manos del Imperio Romano liderado por el General Tito. Unos dos millones de judíos murieron y otro millón fue exiliado (68 e.c.).

4. Cayó la fortaleza de BetAr (año 132 E.C.),  último baluarte de la resistencia judía, en manos de los romanos, no permitiendo el cruel emperador Adriano que se enterrara a los cientos de miles de judíos asesinados (construyó a tal fin un cerco gigantesco alrededor del campo de batalla para impedir cualquier misión humanitaria; solo a la muerte de Adriano, 11 años después, fue posible enterrar los cuerpos).

5. Después de la destrucción del Primer Templo, la tierra de Israel estuvo desolada durante 52 años y la ciudad de Jerusalem fue arada como si fuera un campo. Además, en la época del Segundo Templo, el área y los alrededores del Templo de Jerusalem (en ruinas) fueron tomados por el general romano Turnus Rufus. Jerusalem fue reconstruida como una ciudad pagana – renombrada “Aelia Capitolina” y fue prohibido el acceso de los judíos a la misma.

 Otras tragedias acontecidas Después de haberse escrito la Mishná

6. El Papa Urbano II declaró las Primeras Cruzadas. En ellas, decenas de miles de judíos fueron asesinados y muchas comunidades judías desaparecieron. Más tarde, la inquisición española culminó con la expulsión de los judíos de España en el día de Tisha Beav del año 1492.

7. El Papa Gregorio IX ordenó la quema de cientos de manuscritos del Talmud en Paris (año 1244).

8. Se expulsó a los judíos de Inglaterra (año 1290 e.c.).

9. Se expulsó a los judíos de España (1492 e.c.).

10. También un nueve de Av se desencadenó la Primer Guerra Mundial del año 1914, cuando Rusia le declaró la guerra a Alemania, y el resentimiento alemán por haber perdido la guerra, preparó la escena para el estallido de la Segunda Guerra Mundial y la catástrofe de la Shoáh que terminó con la vida de un tercio de nuestros hermanos.

11. En Tishá Beav, comenzó la deportación de los judíos del guetto de Varsovia.

12. El atentado a la Amia ocurrió un día después de Tishá Beav

Reflexionando con los nuestros

“…La dimensión de la memoria colectiva siempre fue considerada esencial para una sociedad que se precie de encontrarse permanentemente en una búsqueda activa de auto construcción y crecimiento. En este sentido, la sociedad bíblica y su texto fundante, la Torá, registran de manera elocuente esta intención de transmisión inquebrantable. Desde la misma, una generación narra lo vivenciado a la siguiente para que las experiencias de la primera, buenas o malas, puedan ser útiles también a la segunda aunque los pertenecientes a esta última, no las hayan vivido…”. Rab.F.Yafe http://bethilel.org.ar/parasha/devarim-shabat-jazon-5774#sthash.U7aGFVJC.dpuf

La continuidad y la trascendencia son parte esencial de nuestro pueblo judío, de nuestra propia vida.

Muchos tienden a desestimar el pasado, junto a los logros y fracasos que los antecesores han tenido. Otros, en cambio, saben rescatar aquellas sabidurías de vida readaptándolas a la actualidad.

¿Cuáles son las experiencias y aprendizajes que han recibido y qué es lo que han hecho de ellas?

Sin caer en la tradicional frase “todo tiempo pasado fue mejor”, ¿En qué creen puede favorecer reactualizar aquello que ha dejado huella en nuestra historia?