Parashat Ajarei mot – Kedoshim Parashat Ajarei mot – Kedoshim
B”H Shabat: Viernes  27 de Abril, 2018 – 13 de Iyar, 5778 Encendido de velas de Shabat: 18:00 Hs. – 28 en la cuenta... Parashat Ajarei mot – Kedoshim

B”H

Shabat: Viernes  27 de Abril, 2018 – 13 de Iyar, 5778

Encendido de velas de Shabat: 18:00 Hs. – 28 en la cuenta del Omer

Finalización del Shabat: 18:55 Hs.

Lectura semanal de la Torá: Parashat Ajarei mot – Kedoshim

Si deseas comunicarte por mail, ya sea para acercar alguna inquietud, consulta o bien hablar personalmente, escribe a: culto@amialaplata.org.ar

“Nuestras plegarias son respondidas no cuando nos es otorgado lo que pedimos, sino cuando se nos desafía a ser lo que podemos ser” Morris Adler

El artículo de la semana:

¿Qué es Kabalá? http://www.halel.org/que_es_kabala.asp

Mantengámonos informado:

http://www.radiojai.com.ar/online/

http://www.itongadol.com.ar/index.html

Materiales sobre Shoah (Holocausto)

Página web de Yad Vashem: http://www.yadvashem.org/yv/es/

Página web de Interpelados: http://shoa-interpelados.amia.org.ar/

Sección de lectura semanal de la Torá: Parashiot Ajarei Mot – Kedoshim Tihiú

Esta semana se leen dos secciones juntas, por ello tiene dos nombres diferentes. Esto es debido a que algunas secciones de Torá se encuentran preparadas para ser leídas conjuntamente, siguiendo lo establecido por el calendario hebreo, y llegar así a la festividad de Simjat Torá (celebración de la culminación de su lectura y el reinicio de la misma).

Principales ejes temáticos de la sección semanal:

  1. Descripción del ropaje que utilizaba el Cohén Hagadol (El Sumo Sacerdote, encargado de llevar a cabo los rituales)
  2. La presentación de los korbanot (ofrendas para el acercamiento hacia lo Divino) a través de novillos para expiación de las transgresiones, citando especialmente el día de Iom hakipurim (día del perdón).
  3. Las leyes referidas al cuidado del alma y del cuerpo. Se cita un listado referido a las relaciones prohibidas según la Ley de la Torá.
  4. Citación de leyes que regulan la interacción con el prójimo.
  5. La remarcación del concepto y objetivo fundamental de estas leyes: “Kedoshim Tihiú”, Consagrarán su diario vivir (con acciones dignas), “Ki Kadosh Aní”, porque Yo soy Consagrado, Dice El Eterno.

Reflexionando con los nuestros

El Rambán (Najmánides) primero define las palabras kedoshim tihiú como “manténganse apartados (de las tendencias naturales del mundo)”. Continúa explicando que sin este mandamiento, sería perfectamente posible ser un completo observante judío y al mismo tiempo abandonarse a los impulsos y deseos. El Rambán cataloga a semejante ser como detestable, dentro de lo permitido por la Tora. Es aquí donde viene este mandamiento para enseñarnos que debemos apartarnos de tal comportamiento y ser santos.

Prosigue diciendo el Rambán que de esta mitzvá (precepto) aprendemos que debemos ir más allá de la letra de la ley en cuanto al cumplimiento de la Torá. Por ejemplo, podemos concurrir a uno de esos restaurantes kasher en que se come todo lo que se desea por un único precio, pero si nos dedicáramos a devorar media docena de porciones de cada cosa, aunque cumpliéramos la mayor parte de la Torá, el ser negligentes con la mitzvá de “kedoshim tihiú” realmente nos dejaría muy lejos de la correcta observancia de los preceptos. La Torá nos está enseñando con esta mitzvá, que existe la letra de la ley y existe el espíritu de la ley. Y estamos obligados a cumplir ambos. De ninguna manera podríamos tener una cosa sin la otra.

 

“No habrás de maldecir al sordo, ni vas a poner obstáculo ante un ciego, Yo soy Ad-nai”. (14)

“No hagas injusticia en el juicio, no favorezcas ni al pobre ni al rico, sino que con justicia debés de actuar, Yo soy Ad-nai”. (15). “No dirás mentiras para hacer mal a los otros… Yo soy Ad-nai”.

“No odies a tu hermano en tu corazón… Yo soy Ad-nai”. (17)

“Ante las personas mayores te pondrás de pie, y le tendrás mucho respeto, Yo soy Ad-nai” (32)

“No te vengarás ni guardarás rencor, y amarás a tu prójimo como a ti mismo, Yo soy Ad-nai” (18)

Cada uno de ellos encierra un aspecto particular del ser humano en el mundo. Las leyes son claras y específicas. No cabe error posible ni omisión por desentendimiento alguno.

Son expresiones que, si bien datan de miles de años, aún hoy se encuentran en plena vigencia, y lo que es más complejo aún, tampoco llegan a cumplirse con estrictez conceptual y actitudinal.

Entonces, ¿Cómo el ser humano puede llegar a consagrarse, es decir, a ser “santo” como su Creador? Observando estos mandamientos que orientan un ser en el mundo de manera comprometida, teniendo en alto los valores máximos de respeto, solidaridad y humildad…

Plegaria de Sanación

Elo-heinu veElo-hei Avoteinu veImoteinu, Ds nuestro y de nuestros patriarcas y matriarcas, Ds Eterno y Misericordioso, rezamos por el restablecimiento de …………………… quien ahora se encuentra atravesando un momento de dolencia y angustia. Concédele renovadas fuerzas y confianza, vigor y esperanza. Otorga sabiduría y habilidad suficientes a aquellos que se encuentran ayudando su curación de cuerpo y de alma. Ilumina a todos aquellos que comparten la ansiedad y sensibilidad del ser querido para que se unan con energías y amor pleno. Inspíralos con valor y con fe y concede Tu Luz Eterna y Tu Bendición de bienestar y de paz interior. Amén.

 “Recordá siempre que no hay obstáculo que el ser humano no esté preparado para sortear”